domingo, 2 de octubre de 2011

"La voz dormida", un libro lleno de sensibilidad

Siempre que se estrena una película basada en una novela, he sentido la necesidad de leerme el material de partida. A la espera del estreno el 21 de octubre, ayer acabé de leerme La voz dormida de Dulce Chacón y ahora entiendo el éxito de la película de Benito Zambrano en el Festival de San Sebastián

La novela, publicada en 2002, un año antes de fallecer su autora, es un  duro y conmovedor retrato de la posguerra española, donde el protagonismo se centra en un grupo de presas en la cárcel de Ventas de Madrid, sus familiares y en la descripción dentro y fuera del centro penitenciario. La novela tiene la virtud de leerse rápido al estar compuesta de muchos episodios cortos. Su estilo narrativo puede chocar al principio porque repite frases con bastante frecuencia, pero yo lo achaco a que la narración es una especie de gran recuerdo, que la autora pudo esbozar gracias a la ayuda brindada por personas que vivieron esa época de primera mano.
Dulce Chacón (1954-2003)
La historia gana en emotividad, aparte  de cuando narra los acontecimientos que viven los protagonistas de la historia, en el constante recuerdo a las trece jóvenes fusiladas en 1939, conocidas como Las Trece Rosas, hecho que fue reflejado en una extraordinaria película dirigida por Emilio Martínez Lázaro en 2007 y con un reparto que incluía a Pilar López de Ayala, Marta Etura, Verónica Sánchez,  Nadia de Santiago, Félix Gómez y Fran Perea, entre otros muchos.
Cartel de Las 13 rosas
La voz dormida es otro ejemplo de capacidad narrativa y descriptiva ya que, hablando a título personal, consigue que el lector empatice con los personajes y les coja cariño logrando que se tenga interés por conocer el destino de ellos. Con un libro así, si la película de Benito Zambrano consigue transmitir la emotividad de las páginas escritas por Chacón, las lágrimas están aseguradas y como lector, reconozco que la elección de María León como Pepita, y de Inma Cuesta en el de Hortensia, son acertadas, sólo queda que vea la película  y pueda opinar con criterio de la adaptación, aunque el tráiler ya da una pista de la sensibilidad de la película.
Ya, cuando haya visto la película, me centraré en su análisis, lógicamente sin destripar la trama, pero, en estas líneas, quisiera felicitar desde aquí al equipo de la película y en especial a Zambrano y a María León, premiada como Mejor Actriz en el anteriormente citado Festival de San Sebastián.

2 comentarios:

  1. Este blog prospera. Felicidades por la entrevista a Verónica Forqué

    ResponderEliminar